Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

CEPAL recalca importancia de la política industrial para reconstruir mejor en la región tras la pandemia del COVID-19

En evento de alto nivel organizado por ONUDI, el Secretario Ejecutivo Adjunto del organismo Mario Cimoli, enfatizó importancia de desarrollar sectores estratégicos para superar la actual crisis.

13 de noviembre de 2020|Noticia

unido-3_ok675.jpg

Foto del seminario organizado por ONUDI
Foto del seminario virtual organizado por ONUDI.
Foto: gentileza transmisión ONUDI

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) recalcó hoy la importancia de contar en la región con una política industrial que incorpore la innovación, el progreso técnico, la igualdad y la sostenibilidad como motores del crecimiento económico, para poder superar la actual crisis derivada de la pandemia del COVID-19 y reconstruir mejor, durante un seminario virtual de alto nivel organizado por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

El webinario internacional “Política industrial y el camino hacia la recuperación” fue introducido por el Director General de ONUDI, LI Yong, y contó con la participación del Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, Mario Cimoli, en representación de la Secretaria Ejecutiva de la comisión regional de las Naciones Unidas, Alicia Bárcena; la Profesora en Economía de la Innovación y el Valor Público (Economics of Innovation and Public Value), y Directora Fundadora del Institute for Innovation and Public Purpose (IIPP) del University College London (UCL), Mariana Mazzucato; y el Profesor y Decano del Instituto de Nueva Economía Estructural (Institute of New Structural Economics) del la Univerdad de Pekín, Justin Yifu Lin.

En su exposición, el Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, Mario Cimoli, indicó que por mucho tiempo no se habló de política industrial en América Latina, pero ahora tras la pandemia muchas personas están aceptando que la política industrial, así como la política fiscal, son dos áreas que deben estar presentes en el debate de la política económica.

También destacó que el crecimiento por sí solo no permitirá la recuperación de las economías. “Tal como indicamos en nuestro último documento de posición (presentado en el reciente trigésimo octavo período de sesiones de la CEPAL), la política industrial es importante. Necesitamos más que crecimiento. La calidad del crecimiento es importante y por sí solo no es suficiente. Es necesaria la redistribución porque la desigualdad es ineficiente. La igualdad es un prerrequisito para el crecimiento y una adecuada política industrial”, declaró.

Cimoli agregó que la competitividad auténtica (cambio estructural), el progreso técnico y la descarbonización son tres pilares fundamentales para lograr un crecimiento sostenible en América Latina y el Caribe, y que el mundo en desarrollo necesita un debate sobre la estructura de la economía, los mercados y la tecnología, ya que las interdependencias estructurales, la dirección del crecimiento y el cambio, las tensiones tecnológicas, y los sectores importan.

En este sentido, indicó que la propuesta de la CEPAL incluye el desarrollo de sectores estratégicos que promuevan el cambio técnico, generen empleo y reduzcan la huella ambiental, entre ellos, la transformación de matriz energética basada en fuentes renovables, la movilidad urbana sostenible, la revolución digital, la industria manufacturera de la salud, la bioeconomía, la economía circular y el turismo sostenible.

“Hoy es más claro que nunca que la política industrial es necesaria, ha llegado para quedarse. Pero debemos tener un enfoque muy realista: se trata de un asunto que involucra a la economía política, transformación, microeconomía, diálogo con el sector público y elegir nuevos sectores. Como pre-condición, debemos reducir la desigualdad. Si no lo hacemos será muy difícil lograr nuestro objetivo”, explicó Cimoli.

Finalmente, el Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL preguntó a los asistentes si es posible desarrollar la política industrial y la economía en general sin una fuerte cooperación entre las economías desarrolladas y en desarrollo. “Si no tenemos eso, no será posible”, dijo. “Por ejemplo, necesitamos abrir más los derechos de propiedad intelectual y los mercados al comercio. El mundo es muy asimétrico. Si no tenemos más cooperación, las economías en desarrollo no podrán pagar el costo de un crecimiento más sostenible. No se trata de un problema de un solo país; necesitamos más acción multilateral, más cooperación ‘nueva’, más análisis comparativo para crear nuevas instituciones”, declaró.